26.11.12

Otra vez la mirada

Jueves [293•366]

Fueron y son días especiales, que hay que pasar lo mejor posible. A la vuelta de una linda charla y de una buena cuota de mimos, me acordé de la entrada que escribí a fin de año y de un capítulo de La vida plena, de Sergio Sinay. (ya transcribí un par de veces cosas de él)

.......

Cuando más podemos integrar los conceptos YO y Tú como una unidad trascendente, más se amplia nuestra consciencia y nuestra capacidad de reconocer en el semejante aquellos sentimientos que conozco de mí. Esta capacidad se llama empatía.

La vida empática es una vida consciente, en la que el otro tiene presencia cierta.
Cada vez que nos permitimos (aún en medio de un desacuerdo) ver con los ojos del otro, sentarnos en su silla, caminar con sus zapatos (lo que nos saca del lugar de jueces implacables), enriquecemos y honramos nuestra humanidad.

La empatía no se ejerce sólo en relación con los "míos".
Una vida empatía es una vida en el mundo, no contra él. Es una vida que mejora el mundo, no una que se vale de él. Una vida empieza a ser empática cuando te veo y al hacerlo, me veo. Cuando al mirarte me descubro.


[La vida empática. LA VIDA PLENA, Sergio Sinay. Ediciones B 2010]

2 comentarios:

  1. Sou louca para saber escrever em seu espanhol, parece que tudo fica mais glamouroso, mas fazer o quê, vai de português mesmo.
    Ah, sim! Sinto que vivemos uma empatia a distância. Podemos fazer um mundo melhor?Sim.

    ResponderEliminar
  2. "y por favor: que no haya mirar sin ver", escribe Pizarnik.

    Hay mucho mirar sin ver, hablar sin escuchar, juzgar sin juzgarse primero; mucho tirarle a los otros todo eso con lo que uno no sabe qué hacer. Cada uno hace lo que puede y está bueno poder correrse de lo que hace mal.

    Por un 2013 con más empatía! *se abre la nueva lista de brindis próximo, arrancamos con esto jajajaja*

    ResponderEliminar