2.2.12

Laura propone...

HAPPY HOUR


...y yo digo que sí.

En una de nuestras caminatas semanales, Laura me propuso abrir un blog. No les cuento sobre qué, ya lo van a ver, pero apenas la escuché me encantó.

Los invito a que pasen y lean Bares para leer (con ese título, ahora entenderán, por qué no me pude negar jeje)

15 comentarios:

  1. Y no vamos a parar (?) hasta visitar todos los bares de Rosario y del mundo. Sobre todo, de mundo. Si alguien nos quiere auspiciar y llevarnos a Europa, avisen. Gracias (?) :P

    ResponderEliminar
  2. Espero con ansia el nuevo blog porque me encanta leer y tu forma de ver la vida.

    Buena suerte!

    ResponderEliminar
  3. Estoy loca!! ya ví el blog y me encantó!

    ResponderEliminar
  4. Vuelvo para decirte que me encantó!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Divina la idea! Me encantó el blog nuevo!

      Eliminar
    2. Me encantó la propuesta! aahaha el blog es divino!
      Beso!
      Dani

      Eliminar
  5. un gran y buen proyecto! Me encanta! Buena suerte!

    ResponderEliminar
  6. Georgina como me gusta esta imagen y ahora mismo me paso por el blog, enhorabuena por vuestra iniciativa. Besos. Ana.

    ResponderEliminar
  7. Esto se limita a Rosario o se extiende??? Van a terminar con exceso de cafeína!!!! jajajaj Bárbaro el blog!

    ResponderEliminar
  8. Lo más genial que se les podía haber ocurrido. Quiero más crónicas y más fotos. Les quiero!

    ResponderEliminar
  9. Que divertido! me encantó, ahora me voy a leerlas.
    beso grande y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  10. Che qué lindo Bares para leer! Ya lo sigo, me encantó, y me alegra mucho que hayas posteado nuevamente!
    BEsotes,
    c.

    ResponderEliminar
  11. Qué idea genial!! Me encantó y las felicito!!

    Un beso enorme y mucha merde!!

    ResponderEliminar
  12. CHICAS QUE BUENO ESTE BLOG!
    HE PENSADO EN USTEDES AL LEER HOY EN lA NACIÓN esta reflexión con la coincido, que viene a cuento con lo que ustedes han emprendido con esta magnífica idea que se corresponde mucho con el espíritu de ambas:
    "No hay manera más plena de vivir una ciudad que apartándose de ella. Porque la soledad en la ciudad, si se transita con un libro -una categoría apócrifa de la misantropía- podría no ser más que una forma de la felicidad.
    Los días de Buenos Aires nunca alcanzaron tanta intensidad dramática para mí como cuando leía novelas en un bar ruinoso llamado Niza. Las circunstancias que interrumpían mi retraimiento, como el sonido del ventilador, un murmullo de las ancianas vecinas de mesa, el olor del café, los ladridos de un perro callejero, todo lo que desdeñaba porque me apartaba de mi soledad en realidad formaba parte, más que el libro mismo, de la experiencia de lectura.
    El instante casi místico de la escena, el encendido de las luces del bar, es decir, la irrupción de la ciudad en mi ensimismamiento delataba menos la llegada de la noche que el fragmento de vida que la lectura parecía haberme sustraído. Pero el verdadero solitario sabe que no hubo momento más pleno que aquel en que creyó dejar de vivir mientras leía, y que los pequeños hechos inoportunos dejaron una huella de dicha aún más profunda que los libros.

    Los solitarios saben, por haberlo leído, que esas obras se convierten luego en los mapas íntimos de su vida, y que sus capítulos describen tanto la topografía que los rodeaba como el deleite que sentían al leer en soledad.

    Y es que Rosaura, Funes o la Maga van a seguir siendo inmortales, mientras que el bar Niza, demolido hace años, dejó de existir para siempre.

    La autora es escritora. Su último libro es La niña guerrera .

    ResponderEliminar